Conócenos

Admisión

xarxa llibres2

 

 Centro informador

Cristo, el perdón y el amor hasta el infinito

Logo colegio

DEPARTAMENTO DE PASTORAL

Queridos alumnos:

Nos acercamos al final del mes de María, nuestra Madre en la fe. Hoy quisiera que reflexionáramos juntos acerca de una de las lecciones más difíciles de enseñar y aprender: el perdón.

Pertenecemos a la comunidad educativa de esclavas de María, una realidad que trasciende el colegio. Un colegio es un hervidero de sentimientos, que en ocasiones desembocan en discusiones o desencuentros. Aunque no estemos juntos en el patio o en las clases, caminamos unidos en la complicada tarea del aprendizaje. Parte del trabajo de los educadores de Esclavas de María es vivir un perdón que supera todas las ofensas.

Jesucristo, ante aquellos que lo están crucificando, muestra el perdón de Dios sin límites. Un perdón capaz de saltarse todas las barreras que levanta el egoísmo. Jesús dicta sentencia desde la cruz hacia sus verdugos. Jurisprudencia eterna e irrevocable: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc 23, 34).

Cristo, el único intérprete autorizado de la Palabra de Dios, agranda el perdón y el amor hasta el infinito.

La tradición cristiana más valorada nos refiere historias de los cristianos martirizados por su fe. Para que el testigo sea considerado mártir, se exige que muera perdonando a quienes lo matan. Sólo entonces se puede hablar de martirio, de testimonio de fe y amor según Jesucristo. 

Perdón sin límites.

Como os decía antes, es verdad que ahora no estamos en el colegio, pero también en familia cometemos errores a diario. Amar según Cristo implica el perdón cotidiano. Veámoslo.

Cuando Pedro niega a Jesús por tres veces, falta al amor y al apoyo que podría esperar su amigo. Pero le rescata el amor inmenso que sentía por Jesús, que le lleva a acercarse de nuevo a él. Rinde su orgullo y recibe –también por tres veces- el perdón. A partir de aquí, la vida de Pedro se eleva desde la mediocridad de su cobardía hasta morir perdonando.

Juana María sigue la estela de Jesucristo. Porque se sabe débil y perdonada, animará a las mujeres a que perdonen todas las ofensas recibidas. Nada que no pueda ser restaurado.
Sin duda, este será el gran trabajo de la Madre fundadora: ayudar a las mujeres a perdonar, a que no lleven cuentas del mal (“el amor no lleva cuentas del mal” 1 Cor 13). Juana María sabe que hay que caminar día a día llevando el menor peso posible. Las obreras que aceptan su ayuda arrastran heridas profundas en su ánimo, fruto de la miseria circunstancial y el egoísmo de unos pocos. La tarea íntima de Juana María hacia ellas es mostrar que quien ama, perdona siempre.

Pedir perdón y concederlo siempre es el distintivo del que busca a Dios con su vida.

Recibid nuestro abrazo más cariñoso.

Somos Centro seguro para la reapertura en septiembre

 

certificado

El día 16/07/2020 ha implantado las medidas necesarias para cumplir con todos los requisitos y recomendaciones realizadas por las autoridades pertinentes.

El colegio sigue trabajando para asegurar el bienestar y la seguridad higiénico-sanitaria de los alumnos. 

 


Libros curso 2020-2021 

venta de libros

 

 

 

 

 

 

Puertas abiertas 

      puertas abiertas

Centro colaborador UCV

Empresas colaboradoras FCT

Compucenter
Dynos - TIC Soluciones
Doctor PC
APP C/ Cuenca
Grim Sistemas
Fundación Hospitales NISA
Gallego Telecomunicaciones
RAMDAC Informática
Hospital General Universitario
Optimiza Tecnología
CIPF: Centro de Investigación
APP C/ Quart
Ayuntamiento de Alboraya
excelencia +400